Después de los 30 años de edad, los procesos de descomposición ósea son más acelerados, por lo que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas a los huesos como, por ejemplo, la osteoporosis.

Para evitar el desarrollo de éste y otros padecimientos óseos, se recomienda seguir ciertas medidas de cuidado de los huesos que ayudan a minimizar su nivel de riesgo de padecerlas. Conozca cuáles son:

Lleve una dieta balanceada, rica en calcio y vitamina D


Tener una dieta balanceada a través de la cual cuide su peso y consuma todos los nutrimentos necesarios, no sólo es bueno para su salud en general, sino también para sus huesos. Es especialmente importante el consumo de alimentos que contengan calcio y vitamina D, elementos que colaboran con la fortaleza y salud de los huesos.

Manténgase activo físicamente


Probablemente sabe que, a través del ejercicio, los músculos se fortalecen pero, ¿sabía que pasa lo mismo con los huesos? El realizar alguna actividad física colabora al cuidado de los huesos, por lo cual se recomiendan los ejercicios de resistencia y carga, como caminar, bailar o levantar pesas; por al menos 30 minutos al día.

Evite fumar y beber alcohol


El tabaco se ha asociado con el incremento en el riesgo de desarrollar osteoporosis. Mientras que el consumir bebidas alcohólicas reduce la capacidad de su cuerpo de producir nuevo material óseo que ayude a los huesos a mantenerse fuertes y sanos.

Como puede notar, tres simples actividades pueden mantener sano su sistema óseo y, además, mejorar su salud en general. Recuerde, pequeños cambios hacen grandes diferencias.